¿Qué es el Crawl Budget y cómo optimizarlo?

¿Qué es el Crawl Budget y cómo optimizarlo?

El SEO es un trabajo arduo que requiere atención a muchos detalles y aspectos que tienen su relevancia en todo el proceso de hacer visible una web. En este post hablaremos de uno de los menos conocidos, el Crawl Budget y cómo optimizarlo para que logres el mejor posicionamiento.

¿Qué es el Crawl Budget o Presupuesto de Rastreo de Google?

 El Crawl Budget o Presupuesto de Rastreo se utiliza para determinar el tiempo que usarán los robots de Google para rastrear una web y cada una de sus páginas.

Se le llama presupuesto de rastreo porque determina cantidades, en este caso, la cantidad de veces que es rastreada una web, la cantidad de páginas rastreadas y la cantidad de tiempo durante el cual se las rastreará.

¿Por qué es importante el Crawl Budget?

Si el Crawl Budget determinará el tiempo que los bots de Google analizan una web para poder darle una posición entre los resultados, entonces, es sumamente importante que dedique suficiente tiempo a hacerlo.

Cuando se tiene una página web, se emplea mucho esfuerzo en crear un contenido que sea visible a los internautas, por ejemplo, se analizan las keywords más importantes sobre la temática que se vaya a tratar, generalmente usando una herramienta para encontrar keywords; pero, si el bot solo le da un vistazo breve al post, no podrá indexar todas las palabras clave que se han trabajado, por lo tanto, no podrá recomendar el contenido entre los resultados de todas esas palabras clave.

Aunque ésta no es la única manera de atraer tráfico a una página, sin dudas es la mejor para el posicionamiento general de la web. Además, el aparecer directamente en los resultados de una búsqueda, es la manera más efectiva de conseguir un tráfico orgánico, así como generar confianza entre los usuarios para que se conviertan en clientes, ya que verán que es una página plenamente visible y no una escondida entre otras más.

¿Cómo funciona el rastreo de Google?

¿Cómo funciona el rastreo de Google?

Google emplea varios Crawlers o rastreadores para encontrar distintos tipos de contenido, como imágenes, vídeos, noticias y así por el estilo. Todos se valen de las URL que van encontrando, luego, entran en esas páginas y escanean, por así decirlo, todo el contenido.

Mientras más URL tenga una web, más se tardará el Crawler en rastrear todo el contenido, esto no significa que sea malo tener muchas URL, sólo que tomará más tiempo.

Estos pequeños programas, los Crawlers, envían al servidor toda la información recopilada y la archivan según los parámetros para ese tipo de contenido en particular. Estando ya almacenada la información, Google puede disponer de ella para los resultados cuando se solicite dicho contenido.

Cómo optimizar el Crawl Budget

Existen varias acciones que ayudan al Googlebot a rastrear una página, veamos algunas de ellas que te servirán para optimizar el Crawl Budget:

Controla el uso de redirecciones 301

Las redirecciones 301 son indicadores que avisan sobre el redireccionamiento de una página al usuario que desea entrar en ella. Esta estrategia sirve para que los Crawlers le den el mismo valor a la nueva página que tenía la anterior con ese registro.

El problema con esta estrategia de optimización es que Google no siempre sigue la redirección y detiene el rastreo, así que el trabajo y recursos invertidos en la página nueva se pierde. Para evitar que eso pase, se debe usar al mínimo posible las redirecciones 301 y en caso de que se vayan a usar no debe hacerse en cadenas, es decir, una siguiente de la otra.

Arregla los enlaces rotos

Los enlaces rotos conducen a errores 404. Cuando un bot entra a un enlace que no está optimizado, entonces abandona el rastreo porque no perderá el tiempo en una web que da error. La solución es usar herramientas de rastreo que ubican los enlaces rotos de la web y permiten arreglarlos antes del próximo rastreo.

Optimiza la velocidad de carga

Tener una página web que cargue con buena velocidad es importante porque el bot podrá acceder al contenido más rápido, con lo que supondrá que los visitantes también lo harán y le dará una mejor valoración.

La velocidad de carga se trabaja desde distintos ángulos, por ejemplo, dentro del contenido es importante optimizar las imágenes; por ejemplo, y desde lo técnico se puede contratar un buen hosting con ancho de banda amplio y no tener demasiados plugins instalados al mismo tiempo.

Elimina las páginas duplicadas

En ocasiones, algunas páginas se duplican cuando se usa cierta herramienta que crea varias URL. Tener páginas duplicadas es un problema porque Google usará el bot para rastrear una página que no tiene valor y cancelará el rastreo, lo cual puede ocurrir antes de que llegue a rastrear la página que sí tiene relevancia. Esto se puede evitar si se etiqueta el URL apropiado para que Google rastree solo ese.

No crees contenido de baja calidad

Cuando el contenido no es útil, entonces tiene poco tráfico o una tasa de rebote alta. Cuando Google rastrea la web y encuentra contenido mal trabajado, con errores ortográficos, sin encabezados y redacción incoherente, dará poco valor a la página y la agregará en el índice de resultados, pero en bajas posiciones.

Haz un correcto enlazado interno

Lo primero es determinar cuáles son las páginas que mejor tráfico tienen, luego, se puede trazar un enlazado entre un contenido y otro de estas páginas para que el crawler se guíe por estos enlaces. Además, los usuarios también seguirán éste enlazado, lo que los llevará por lo mejor de lo mejor de la web, mejorando su experiencia, lo que podría traducirse en ganancias.

El hecho de que una página no esté teniendo gran cantidad de tráfico no significa que sea inservible, puede que tenga poco contenido pero que este sea útil, como un post breve o una infografía, así que para que el tráfico de esta página no afecte el rastreo general, se le puede trabajar con un enlazado más discreto hasta que tenga buen tráfico y ayude con el SEO de toda la web.

Envía archivos sitemap.xml y robots.txt

Los sitemap.xml son listados de los URL de la web que se envían a Google para que navegue y los rastree, y los robots.txt son archivos que permiten a Google diferenciar las partes importantes que se deben indexar. Si no se envía un sitemap.xml ni un robots.txt, sencillamente Google no sabrá que estos contenidos existen y que desean ser publicados.

Con estos pasos, que puedes realizar tú mismo, te asegurarás de que los robots de Google rastreen todo tu sitio web, es decir, sacarás todo el provecho del Crawl Budget.