Intención de búsqueda: qué es y qué tipos existen

Intención de búsqueda: qué es y qué tipos existen

Desde hace algunos años, Google y los demás motores de búsqueda han dejado claro que la intención de búsqueda afecta al posicionamiento de todas las webs que son indexadas. Con esto se deja ver que, tanto para ellos, como para los dueños de los sitios, es necesario comprender qué busca cada usuario.

En este artículo aprenderás qué es la intención de búsqueda, la importancia que tiene y cómo se puede crear contenido que satisfaga la necesidad del usuario.  

¿Qué es la intención de búsqueda?

Definición de intención de búsqueda

Mejor conocida como Search Intent, la intención de búsqueda es la razón o motivación que lleva a un usuario a buscar en Google, Bing, Yahoo, etc. Es la necesidad que hay detrás de las palabras que usa (keywords) para encontrar el contenido que la satisfaga, es decir, que es el “¿por qué?” de dicha búsqueda.

Es por eso que ya los motores de búsqueda no solo se centran en keywords sueltas o las que generalizan la búsqueda, sino que también se están concentrando en el llamado “long tail”, que no es otra cosa que el resto de palabras que especifican aún más la búsqueda. Por ejemplo, antes un usuario podría escribir en el navegador: “hoteles en Sevilla”; pero ahora puede escribir “hoteles baratos con desayuno incluido en Sevilla”.

Por supuesto, ahora es mucho más fácil saber cuál es la intención de búsqueda: un hotel económico, pero con buen servicio. Así el buscador puede ofrecer el contenido que más se acerque a la necesidad y mejora el posicionamiento de la web que mejor optimizada esté para ofrecer el contenido que espera.

Tipos de intención de búsqueda

Por supuesto que no todas las búsquedas son iguales, la intención de búsqueda varía en 3 tipos principales:

Navegación

Se trata de las búsquedas en las que el usuario va directo a la web que ya sabe que tiene el contenido que necesita; para ello es probable que utilice el nombre completo de la URL o por lo menos parte de ella, incluso, puede que solo use el nombre de la web o marca que busca. Los ejemplos más comunes son las redes sociales: “Facebook”; “Facebook login” o “Facebook iniciar sesión”.

En cualquiera de estos casos la intención de búsqueda es ir a la plataforma social e ingresar a su perfil de usuario sin tener que buscarlo entre otros resultados.

Informativa

El usuario ingresa su búsqueda en forma de pregunta porque tiene una necesidad de saber o conocer algún suceso, capacitarse en alguna tarea, etc. La intención de búsqueda informativa se distingue porque en ella se incluyen las palabras “cómo”, “dónde”, “quién”, “cuándo”, “para qué” y “por qué”.

Aquí el usuario sí está dispuesto a pasearse por varias webs que tengan la información, aunque aquí también las búsquedas pueden ser generales o más específicas usando el long tail. Por ejemplo, un usuario podría buscar: “cómo cambiar un aspa de ventilador”; pero también podría escribir: “cómo cambiar un aspa de ventilador de aire acondicionado”.

Transaccional

La intención de búsqueda transaccional es en la que el usuario busca adquirir un producto en algún eCommerce o web que lo venda. Suele usarse palabras clave de contexto comercial, como “descuento”, “barato”, “precio”, “cupón”, y junto con ellas la marca o producto que necesitan.

También, se pueden usar algunas preguntas como en el caso de la Search Intent informativa, pero también en un contexto comercial, por ejemplo: “cuál es el precio de…”; “cuánto cuesta…” o incluso, “comparación de precios de…”. Se puede ver que el usuario busca cierta información, pero su necesidad principal es comprar, así que su intención de búsqueda es transaccional.

¿Por qué es importante la intención de búsqueda?

Vamos a abordar la importancia de la intención de búsqueda desde dos perspectivas: la del motor de búsqueda y la del webmaster.

La intención de búsqueda es importante para los motores de búsqueda porque será la manera en la que podrá presentar al usuario la información que está buscando en realidad y así poder satisfacer su necesidad, en otras palabras, mejorar la experiencia del usuario.

Esto quiere decir que si un usuario quiere saber cuáles son las mejores series en streaming, obviamente quiere encontrar un post de estilo comparativa, es decir, sin intención de búsqueda es informativa. Pero si el buscador le presenta los precios de cada suscripción a varias series, le estará dando los resultados de una búsqueda transaccional, lo que disgustará al usuario.

Por supuesto que Google y el resto de los buscadores ya saben esto, pero comprender por qué es importante para ellos nos lleva saber por qué debe ser importante para el webmaster. Entender qué es lo que está detrás de las palabras que usa el usuario para encontrar un contenido influye en cómo se creará la web, qué estilo de redacción es mejor, si se incluirá anuncios o no, que tipo de archivos y en qué formatos se usarán y demás factores.

Es así porque no es factible posicionar para los 3 tipos de intención de búsqueda en un solo post, y puede que ni siquiera se pueda (o deba) hacer en el sitio en general. Por ejemplo, Amazon permite incluir descripciones de los artículos, pero no da espacio para hacer toda una reseña, y es que comprende que sus usuarios están allí para comprar, no para conocer los productos.

Todo esto hará que el motor de búsqueda mejore el posicionamiento de una web si entiende o interpreta que una web o post se ajusta a la intención de búsqueda del usuario, de manera que pueda mejorar su experiencia de búsqueda, lo que termina beneficiando ambos.

¿Cómo crear contenido para satisfacer la intención de búsqueda?

Lo primero que se debe hacer es descubrir la intención de búsqueda, para ello es necesario estudiar las keywords que deseas posicionar, esto incluye las head, body y long tail keywords, de esta manera se puede saber qué están buscando los usuarios y cómo lo están buscando.

También, se debe hacer un análisis de las SERP con la idea es comprender qué está posicionando Google cómo respuesta para nuestra keyword; por ejemplo, si está presentando un carrusel de productos y sus precios, se puede interpretar que la mayoría de las búsquedas tienen una intención transaccional, pero si presenta un fragmento destacado entonces las búsquedas tienen un porcentaje mayor de intención informativa.

Por supuesto, esto puede cambiar con el tiempo, esto pasa porque la búsqueda suele cambiar de intención cuando un contenido se hace más común. Por ejemplo, si sale un nuevo smartphone, las búsquedas al inicio tendrán que ver con “cuánto cuesta”, “dónde puedo comprar” y así por el estilo; pero al pasar los meses, puede que los usuarios se interesen más en aspectos más característicos del producto, ejemplo: “cómo actualizar el software de mi…”.

Estos 3 aspectos: las keywords, la página de resultados de búsqueda (SERP) y los cambios en esta página; sirven de indicativos sobre qué clase de contenidos se deben crear, o sea, si será una página de blog, una página de productos o una landing page. También, revelará qué formato o estilo de redacción se necesitará, si un tutorial, listados, reseñas o comparativas.

Así que podríamos resumir este post diciendo que la intención de búsqueda es la necesidad que tiene el usuario al usar un motor de búsqueda y que es muy importante para mejorar el posicionamiento y la experiencia del usuario. Claro que se requiere esfuerzo para lograr entender la intención de búsqueda, pero bien vale la pena para el SEO.