Cómo hacer un plan de marketing digital

Cómo hacer un plan de marketing digital

El marketing es muy amplio e involucra muchas estrategias que, bien utilizadas, pueden hacer que una marca crezca. Sin embargo, para esto es necesario diseñar un plan en el que se establezcan los objetivos que se quieren alcanzar y lo que se hará para lograrlo.

Entonces ¿cómo hacer un plan de marketing digital? En este post te explicamos cada  uno de los pasos que debes seguir para diseñarlo de forma efectiva.

¿Qué es un plan de marketing digital?

Definición de plan de marketing digital

El plan de marketing digital es un documento en el que se recoge la información sobre los objetivos de una empresa, las estrategias para lograrlos y los resultados de las mismas.

Este plan debe estar bien sustentado en investigaciones detalladas de cada estrategia para que pueda ser útil y poder justificar los resultados actuales y hacia dónde se va.

Pasos para hacer un plan de marketing digital

Sabiendo que el plan de marketing digital debe ser detallado, es más que conveniente seguir una serie de pasos que te permitirán crear un buen plan para tu empresa.

Establece tu misión y objetivos como empresa

Pasos para hacer un plan de marketing digital

Debes partir de establecer las metas para tu empresa y luego los objetivos, es decir, lo que buscas. Para ello hay que plantearse preguntas como: ¿quiero dar publicidad a un producto o servicio específico? ¿O es más visibilidad para toda la empresa en general? ¿Busco incrementar la fidelización? ¿O para generar más ganancias? Este tipo de preguntas dejará claro el porqué del plan.

Después, se puede apuntar los objetivos que pueden ser, por ejemplo, optimizar el SEO on Page, trabajar el posicionamiento con el marketing para motores de búsqueda (SEM) y así por el estilo. Pero sea cual sea el objetivo apuntado, siempre debes aplicar las normas S.M.A.R.T, que se refiere a:

Specific (específico): Directo al punto, especificando concretamente qué es lo que se quiere y cómo se quiere.

Mesasurable (medible): Debe poderse analizar y medir los avances y los resultados finales para poder palpar su efecto.

Achievable (alcanzable): No debe fundamentarse en variables inestables, debe poder lograrse con procesos viables.

Realistic (realista): Sin expectativas fuera de alcance, solo metas dentro de las posibilidades.

Timely (tiempo concreto): Establecer un plazo para alcanzar la meta para no dejarla a la deriva.

Haz un análisis de mercado y define tu buyer persona

El siguiente paso es estudiar el mercado para comprender su situación actual. Al tener identificado el estado del mercado, debes hacer una comparativa de tu empresa con relación a este y la situación de la competencia.

El análisis de tu empresa debe cubrir aspectos como calidad del producto, potencial de manufactura, estructura laboral, etc. Pero en especial, se debe analizar la presencia digital, como la página web, las redes sociales, el blog, estado del SEO y el emailing, cantidad de suscriptores y de clics 

Una ayuda estupenda es el análisis FODA o DAFO: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas. Crear un gráfico con cada punto que entre en la descripción de alguno de estos 4 aspectos, permitirá conocer la situación de la empresa.

También es necesario identificar y conocer al buyer persona, que es el prototipo del usuario al que la empresa quiere llegar. Para identificarlo hay que conocer dónde se encuentra, qué dispositivos usa, a qué horas del día está activo, cómo hace las búsquedas, dónde busca y cómo prefiere sus productos. Así se puede esbozar el perfil del consumidor y trazar algunos objetivos con base en eso.

Diseña las estrategias y cómo las aplicarás

Con lo que ya sabes, ahora debes crear las estrategias, es decir, las acciones que llevarán a conseguir los objetivos y evitar los errores ya identificados. El mejor proceder es comenzar con las estrategias generales y luego las más puntuales,  el propósito es mantener una estructura que lleve un objetivo al otro, o una estrategia a la siguiente.

Además, se debe identificar las tácticas para aplicar las estrategias, por ejemplo, si el objetivo es incrementar las ventas, una estrategia sería aumentar los leads, y la táctica sería usar una herramienta de emailing o un plugin para suscripciones.

Aplica

Como es lógico, el plan debe materializarse para que se efectivo. Independientemente del plan y de algunas acciones específicas, por lo general se debe calendarizar todas las acciones, establecer las keywords, elegir las plataformas en las que se estará presente y crear los perfiles optimizados.

Analiza los resultados

Después de un tiempo razonable debes evaluar el rendimiento del plan de marketing y ver si hay que hacer ajustes.

Para saber si hay que hacer algún ajuste, hay que evaluar el desempeño general del plan, esto porque puede ser que los resultados estén cambiando la dirección hacia un mejor resultado final, en cuyo caso los cambios serán positivos.

Pero, si el rumbo es hacia objetivos neutros o negativos hay que ver qué no está funcionando y por qué para hacer que funcione, o simplemente cambiar de estrategia y táctica. Pero ¿cómo saber si una estrategia está funcionando? Lo sabrás por los KPIs (indicadores clave de rendimiento) que hayas establecido. Podemos mencionar 4 principales:

  • Tráfico: Cantidad de visitas de calidad que recibió el site.
  • Tasa de rebote: Porcentaje de visitas que abandonaron las web en los primeros 3 segundos.
  • Tasa de conversión: El número de usuarios que realiza acciones puntuadas como metas.
  • Retorno de la inversión: Comparativa entre el dinero invertido y el recibido como efecto del plan de marketing.

Incluso pueden aplicarse algunas KPIs específicas según el entorno, por ejemplo, las redes sociales, las plataformas Ads y de comercio electrónico.

El plan de marketing digital hará tu marca más productiva, tu equipo de trabajo estará mejor organizado y las ganancias mejorarán, siempre y cuando sigas los pasos que te hemos dado y dediques tiempo a la monitorización para que nada se salga de control.