Qué es una CDN y para qué sirve

CDN: qué es y para qué sirve

Hacer que las páginas carguen su contenido mucho más rápido no siempre se limita a cuántos recursos disponga el hosting ni de lo optimizada que esté la web, sino que, en ocasiones, en esto también influye el uso o no de una CDN o Red de Distribución de Contenidos, una herramienta que puede o no venir integrada en tu proveedor de alojamiento web.

A continuación, te explicamos qué es una CDN, los beneficios que se obtienen con su empleo, los tipos que existen y los mejores actualmente disponibles en el mercado.

¿Qué es un CDN?

Qué es una CDN

En principio, tengamos algo claro, las siglas CDN corresponden a Content Delivery Network, en español, Red de Distribución de Contenidos.

Por lo tanto, una CDN es una Red de distribución de contenidos que se compone de servidores instalados en centros de datos ubicados en todo el mundo. Estos servidores copian la información de las páginas web para tenerla almacenada por algunas horas y tenerla disponible para los usuarios que soliciten dicho contenido en la zona geográfica donde están.

Por supuesto, el servidor original en el que se almacena el contenido de la web, es decir, el del hosting, puede enviar por sí sólo a cualquier parte del mundo toda la información, el problema es que, incluso en el internet, las distancias físicas también afectan el tiempo que toma cargar el contenido en una locación lejana al servidor original.

Pero, teniendo un servidor más cercano con la información copiada, todo el contenido se carga más rápido. Entonces, las CDN sirven para acortar el tiempo de respuesta a las solicitudes de contenido que hace un usuario a través de un motor de búsqueda desde cualquier parte del mundo.

Beneficios de usar una CDN

Una vez que se conoce la utilidad de una CDN, es obvio que se evidencia que para una web que recibe visitantes de todas partes del mundo, su implementación es más que útil. Pero, a esto le sumaremos otros beneficios:

Mayor velocidad de carga del contenido

Cuando se solicita el contenido desde lugares distantes al servidor original o cuando hay muchos usuarios solicitando el contenido al mismo tiempo, todo el proceso de entrega de la información se puede ralentizar.

Sin embargo, al tener una Red de Distribución de Contenidos activada, la latencia es menor, lo que trae otros beneficios como mejora en la experiencia del usuario y una menor tasa de rebote.

Pero, ¿por qué esto es importante? En parte porque de la velocidad de carga de una web depende que el usuario se quede en ella o no. Y es que a nadie le gusta perder tiempo esperando que una página se cargue por completo, más bien, si esto pasa, se prefiere salir y entrar a otra página con contenido similar.

La lentitud en una web hace también que la tasa de rebote aumente, es decir, la persona entra y al instante se va de la página. Como consecuencia, el posicionamiento del sitio se ve afectado.


por eso, usar una CDN que devuelva el contenido en el menor tiempo posible de acuerdo al sitio donde se encuentre el usuario, es todo un acierto.

Un extra a la seguridad

Los ataques DDoS son sobrecargas de tráfico a una web que pueden hacer varios usuarios o robots programados. Estos provocan que los servidores se caigan, que las páginas dejen de funcionar y que el tráfico legítimo no pueda acceder.

Pero, como las CDN cargan la información desde múltiples servidores, los ataques de denegación de servicio pierden fuerza porque la transferencia de contenidos no depende del servidor original. Además, las CDN integran certificados SSL/TLS que resguardan los datos delicados con cifrado y autenticación más detallada.

Reducción de costos e inversión

Para poder hacer de forma independiente todo lo que hace una CDN, se necesita mucho capital para adquirir todos los elementos y manejar muchos aspectos de administración y gestión de servidores, lo cual también es un gasto significativo.

Por lo tanto, al contratar una CDN ya establecida se logra el mismo alcance por una cuota módica extra en la contratación del hosting. De hecho, algunos hostings ya incluyen alguna CDN dentro de sus tarifas.

Reduce el consumo de ancho de banda

Como ya hay una copia del contenido de la web en los servidores de la red de distribución de contenidos, entonces ya el ancho de banda del servidor original solo se utiliza para cargar el contenido y no para administrar el tráfico también, porque de esto último se encarga el servidor CDN.

Mayor distribución del contenido

Las CDN tienen centros de datos alrededor del mundo, por lo que se logrará una distribución equitativa de la información. Esto es muy bueno porque así siempre estará disponible sin importar que el usuario esté a miles de kilómetros de distancia del servidor original de la web.

Tipos de CDN

De CDN existen solo dos tipos: de subdominios y de proxy inverso. Veamos brevemente cada uno.

CDN de subdominios: estos son servidores que crean una copia del contenido estático usando subdominios. Este tipo de red de distribución se usa para cargar el contenido de forma paralela a todos los usuarios, siempre apuntando a un host anycast para asegurar su permanencia por si algún servidor de la CDN falla.

CDN de proxy inverso: en este caso, el servidor CDN recibe la solicitud de información del usuario a través del motor de búsqueda y la entrega como si él fuera el servidor original.

Las 5 mejores CDN

Si ya te has decidido por usar una CDN, entonces te viene saber cuáles son las mejores plataformas de este tipo. A continuación, te dejamos las 5 mejores:

1. CloudFlare

CloudFlare

Posiblemente, CloudFlare es la más popular de todas las CDN, no solo porque viene integrada con muchas empresas de hosting sino también porque es de las más completas y tiene una versión gratuita con características avanzadas y cuya configuración por defecto es proxi inverso.

Además, es la red de distribución más grande del mundo, teniendo PoP (Point of presence) en todos los continentes, pero con presencia reforzada en Estados Unidos y Europa que es donde tiene mayor concentración de centros de datos.

Si bien su plan gratuito es suficiente para una web promedio, tiene planes de pago que amplían los beneficios, incluyendo, por ejemplo, optimización de imágenes y mayor soporte de tráfico.

2. Amazon CloudFront

Amazon CloudFront

El gigante de las ventas, Amazon, es también un proveedor de ciertos servicios de Internet, lo que incluye su propia Red de Distribución de Contenidos llamada Amazon CloudFront.

Al igual que la anterior, también tiene bastantes PoP a nivel mundial, específicamente unos 225. Pero, su gran desventaja es que requiere muchos conocimientos técnicos para su configuración. Asimismo, para poder usar algunos complementos hay que activar otros servicios como Amazon S3 para el espacio de almacenamiento. Pero, para los que les gusta el CDN por subdominios, esta herramienta es ideal.

Aunque es una herramienta de pago, si eres nuevo cliente puedes acceder a la capa gratuita que te da durante 12 meses, 50 GB de transferencia de datos salientes, 2.000.000 de solicitudes HTTP y HTTPS, y 2.000.000 de invocaciones de CloudFront Function.

3. BelugaCDN

BelugaCDN

BelugaCDN tiene una red un poco más pequeña que las dos anteriores, pero a pesar de eso, tiene una excelente velocidad de entrega del contenido independientemente de la ubicación geográfica desde la cual se haga la petición

Destaca también por sus bajos precios que comienzan en solo 5$ al mes, con la posibilidad de cancelar la suscripción al servicio en cualquier momento. En los planes avanzados el usuario tendrá soporte técnico priorizado, opción de purging para eliminar contenido puntual y acceso a estadísticas de tráfico.

4. CDN de Microsoft Azure

CDN de Microsoft Azure

Microsoft Azure es un servicio de computación en la nube que ofrece una gran variedad de herramientas y aplicaciones, entre los que están una Content Delivery Network de alcance global.


Su plataforma se compone de PoP distribuidos por todo el mundo y en todos los casos destaca su seguridad, garantizando protección DDoS y HTTPS. El CDN de Azure se integra con pocos clics con otros servicios de Microsoft, además, ofrece su API para desarrolladores para mayor personalización.

5. KeyCDN

KeyCDN

KeyCDN es otras de las mejores redes de distribución del contenido que tiene servidores en todos los continentes, de manera que se pueda rápida respuesta a las peticiones de los visitantes.  También, es bastante robusto y soporta buena cantidad de tráfico.

Entre sus características están HTTP/2, soporte de IPv6, compresión Gzip, procesamiento de imágenes, protección DDoS, control de caché y otras.

Hoy día, no existe justificación para el hecho de tener un sitio web que demore mucho tiempo en cargar, ya que existen herramientas como las CDN que entregan el contenido más rápido. Usando un software de este tipo, podrás levar tu web a otro nivel, brindar una mejor experiencia de usuario y mejorar tu posicionamiento.