¿Qué es el Dropshipping y cómo funciona?

¿Qué es el dropshipping y cómo funciona?

Es muy probable que te hayas topado más de una vez con el término dropshipping, pues no se trata de algo nuevo, de hecho, es un modelo de negocio en línea cada vez más usado y que, de cuando se lleva a cabo correctamente, puede reportar múltiples beneficios.

Si estás pensando en abrirte paso en el mundo del dropshipping, lee esta guía para entender de qué se trata, sus beneficios y riesgos, así como lo que debes hacer para tener tu propio negocio de este tipo.

¿Qué es Dropshipping?

El dropshipping es un modelo de negocio mediante el cual ofreces uno o más productos en tu tienda en línea pero es tu proveedor quien los envía en caso de que se concrete una venta.  

Entonces, ¿Cuál será tu papel? Como minorista serás el encargado de recabar la información de la compra y los detalles de envío para luego hacerlos llegar al proveedor, quien se encargará de finalizar el proceso.

Es decir, serás el intermediario entre un mayorista y el consumidor final, ganando un porcentaje sin necesidad de almacenar ningún producto. Aunque puede parecer algo bastante sencillo, debes saber que no es ninguna fórmula mágica para hacerte rico de un día a otro, sino que requiere buena organización y constancia.

¿Cómo funciona el Dropshipping?

¿Qué es el Dropshipping y cómo funciona? 5

Para comenzar, como propietario de una tienda dropshipping tendrás que ponerte en contacto con un mayorista, es decir, una empresa que provea los productos que deseas promocionar en tu tienda. Este te proporcionará un archivo o fichero con los productos que podrás integrar a tu catalogo en línea. Debes tener en cuenta que por lo general esto suele incurrir en una cuota mensual.

Podrás contactar con varios mayoristas si deseas ofrecer diversos productos. Una vez que hayas establecido tu stock virtual, serás el encargado de recolectar los pedidos en tu negocio en línea cobrando el precio al detal del producto; posteriormente pagarás a tu proveedor el precio al mayor y enviarás los datos del cliente para que este se encargue de hacer el envío.

Por ejemplo, digamos que en tu tienda virtual exhibes zapatillas deportivas por un precio al detal de $150, mientras que el precio al mayor es de $120; cada vez que completes una venta obtendrás una ganancia de $30. Además, una vez que pases los datos del comprador y pagues el importe por el producto a tu mayorista, este se encargará del manejo y envío.

Ventajas y riesgos del dropshipping

Como en todo tipo de negocio, pueden esperarse diversas ventajas con el dropshipping, pero no dejan de existir ciertos riegos.  Hablemos un poco sobre ambos.

Ventajas

  • Ya que no es necesario que el propietario de la tienda en línea compre alguna cantidad de productos por adelantado, puedes iniciar este tipo de negocio con un presupuesto bastante bajo, lo que representa una gran ventaja cuando estás iniciando.
  • Al no tener que almacenar ningún producto ni exhibirlos de manera física, puede manejarse el ecommerce desde cualquier sitio con conexión a internet. Además, puedes ahorrar en término de alquileres o pago de servicios.
  • Otra ventaja de no tener que comprar de antemano los productos es que el inventario puede ser tan amplio como lo desees, sin limitaciones de espacio.
  • Los pequeños negocios tienen limitaciones a la hora de atender pedidos demasiado grandes, sin embargo, como propietario de un negocio dropshipping tendrás la capacidad de dar respuestas a este tipo de solicitudes, aumentando tus posibilidades de crecimiento.
  • A diferencia de otro tipo de comercios, no será necesario que contrates una gran flota de personal para gestionar las ventas.
  • Ya que no tendrás que gastar tiempo en gestionar los envíos o el stock, puedes dedicarte a establecer mejores estrategias que impulsen el crecimiento de tu negocio.
  • El dropshipping te da la oportunidad de poner a prueba la efectividad de un producto en tu tienda, y decidir con pocos riesgos si seguirá siendo parte de tu catalogo o deberás retirarlo.

Riesgos

  • Usualmente el margen de ganancia en el dropshipping suele ser menor que el de las ventas directas, por lo que el crecimiento puede ser más lento.
  • Es posible que el proveedor incurra en retrasos u otros incidentes a la hora de hacer el envío del producto y ya que, de cara el cliente eres tú el responsable, deberás asumir el error como tuyo, lo que a su vez pudiera afectar la reputación de tu tienda.
  • Si en tu tienda exhibes productos provenientes de varios proveedores será necesario que manejes la información en cuanto a formas y precios de envío de cada uno. Esto puede representar un desafío, sobre todo si un cliente quiere comprar varios productos de diferentes proveedores, ya que tendrás que calcular los costos totales y, además, esto pudiera representar una suma muy alta para el cliente.
  • Otro riesgo que debes asumir con este tipo de negocios tiene que ver con el inventario. Ya que los mayoristas suelen proveer a varias tiendas en línea, puede que en alguna ocasión el inventario de tu proveedor cambie sin previo aviso, lo que a su vez puede causar la imposibilidad de atender el pedido de algún cliente de tu tienda.
  • Ya que la empresa mayorista distribuye sus productos a través de diversos negocios minoristas, los productos de tu tienda no serán exclusivos; esto hace que sea necesario invertir tiempo y recursos en la optimización de tu sitio web, tus tiempos de respuesta y en la atención que das a tus clientes, de manera que tu negocio pueda destacar entre la competencia.
  • Si tu propósito es vender un producto que sea poco común, es posible que conseguir un proveedor se haga cuesta arriba o que su capacidad de respuesta no sea tan amplia con respecto a otro tipo de productos, lo que ralentizaría el crecimiento de tu negocio.

¿Cómo crear una tienda dropshipping?

Ahora que sabes de qué se trata el dropshipping, las ventajas que puedes conseguir y los posibles riesgos que puedes enfrentar, puede que te estés planteando seriamente arrancar tu propio negocio. Entonces ¿por dónde empezar?

Como primer paso es muy importante que definas el nicho en el que quieres desarrollar tu tienda. Esta no es una decisión que debes tomar apresuradamente, lo mejor es que tomes en cuenta tus conocimientos en el área, las necesidades de tus posibles clientes así como sus preferencias. También, es preciso que hagas un estudio del comportamiento de tu competencia, de manera que puedas trazar un plan adecuado para alcanzar tus objetivos.

Una vez que has determinado tu nicho y sabes qué productos ofrecerás en tu tienda, es hora de ubicar a un proveedor. En este paso es vital que te tomes tu tiempo para investigar un poco, infórmate bien en cuanto a los márgenes de ganancia, la capacidad y tiempos de respuesta de la empresa, así como toda la información necesaria acerca de la gestión de procesos.

Aunque no es excluyente, lo mejor será que comiences con un número pequeño de productos pertenecientes al mismo nicho, si es posible, adquiérelos directamente del fabricante o de los distribuidores oficiales de la marca, de manera que puedas asegurar la calidad de los productos y tus ganancias.

Cómo empezar en dropshipping

Ahora será momento de que diseñes tu sitio web usando alguno de los mejores programas para crear páginas web. Recuerda que tu objetivo es llamar la atención de tus clientes, así que procura crear un sitio llamativo en la que tus visitantes puedan conseguir los productos con facilidad junto con la información necesaria para disipar sus posibles dudas.

No olvides invertir tiempo y recursos en atraer tráfico y crear una comunidad que respalde tu negocio. Puedes hacer buen uso de las redes sociales, de estrategias SEO y de otros métodos para incentivar su crecimiento.

Tener un blog con información útil de los productos que ofreces en tu tienda puede ser un buen método de aumentar la confianza de tus posibles clientes. Si los productos que ofreces son de tu gusto y, de hecho, los has usado, es posible que tus reseñas sean más convincentes y atraigan a más personas.

Ya que tienes tu negocio en marcha es de vital importancia que mantengas tus líneas de comunicación, tanto con tus proveedores como con tus clientes, siempre abiertas; de esta manera será mucho más fácil atender los posibles percances que se te presenten en el camino.

Con el tiempo irás ganando experiencia y podrás ampliar tu lista de proveedores y tu catálogo de productos, haciendo crecer tu negocio y, por ende, tus ganancias.

Con esta guía básica, ya conoces los aspectos más importantes sobre el dropshippng, ¿te animas a probarlo?