¿Qué son las cookies y para qué sirven?

¿Qué son las cookies y para qué sirven?

Seguro que has intentado acceder a una web y te ha saltado la ventana de “Política de uso de cookies” o algo parecido. Aunque tal vez te generó curiosidad, es probable que solo hayas dado clic en “Aceptar todas” para salir del paso.

También, es probable que estés en el lado opuesto, es decir, que no seas el visitante de la web sino el creador de la misma y por ello tengas que incluir ese aviso de cookies en tu sitio.

En cualquier caso, conviene saber qué son las cookies y para qué sirven, pues este es un término de uso común hoy día en Internet. En este artículo te lo explicamos.

¿Qué son las cookies?

Qué son las cookies

Las cookies son archivos con datos que envía el servidor de una web hacia el navegador del visitante. La web es crea y envía el archivo con los datos con dos propósitos: identificar a un usuario y mejorar su experiencia.

Al acceder a una web, esta confirma si el usuario llega por primera vez o si ya lo ha hecho antes. Si ya había visitado la página, entonces esta recordará las preferencias y búsquedas que había realizado, pero, si la visita por primera vez, entonces se empezará a editar y guardar dichos datos para una próxima visita.

Esto no significa que las cookies lean, borren o interpreten información personal del usuario como si fuesen un organismo vivo, más bien, sirven como atajos para facilitar la interacción del usuario con el contenido de la web e incluso garantizar mayor velocidad de carga.

Tipos de cookies

Las cookies se suelen diferenciar de acuerdo a la finalidad que tienen, y pueden ser: según la duración, según quién las gestione y según el propósito. Veamos cada tipo.

Según la duración

  • Cookies temporales: estas solo funcionan mientras el usuario está activo dentro de la página web y se desactivan cuando este abandona la página. Suelen guardar datos de inicio de sesión en una página, de ahí que también se las llame cookies de sesión.
  • Cookies permanentes: son las que continúan guardadas en el navegador y siempre son accesibles para la web que las generó. Suelen usarse en las tiendas electrónicas para recuperar los carritos de compra abandonados.

Según quién las gestione

  • Cookies propias: corresponden a aquellas que son administradas por la misma web que las genera para recordar y mejorar la experiencia del usuario. Por ejemplo, si alguien accede a una web de imágenes y busca “imágenes de amor”, luego “imágenes de amistad” y finalmente “imágenes de bebés”, la página genera cookies para recordar el historial de ese usuario.
  • Cookies de terceros: son las que genera y administra otra web que comparte contenido en la página que se visita. Volviendo al ejemplo anterior, puede ser que las imágenes disponibles en la búsqueda “imágenes de amor” sean de una agencia de obsequios que registrará si la imagen se amplió, compartió o descargó.

Según el propósito

  • Cookies sociales: se activan cuando se accede a una plataforma social desde una web externa. Por ejemplo, cuando se comparte en Facebook una imagen desde una web o se envía un correo a un amigo para recomendar un servicio desde la web oficial.
  • Cookies de publicidad: se generan por la interacción del usuario con el contenido comercial publicado en una web. Por ejemplo, en una tienda online en la que se venden juguetes de diferentes marcas, al requerir detalles sobre un juguete como el costo y colores disponibles, se generará una cookie para esa marca, es decir, una cookie de terceros.
  • Cookies de analítica: sirven para cuantificar datos del comportamiento del usuario y la interacción que realiza con la marca en la web. Por ejemplo, cuántas veces buscó la marca directamente por nombre, por artículos relacionados o por el historial.

¿Quién tiene acceso a la información que guardan las cookies?

Al ver los tipos de cookies que existen, se comprende que hay varias partes con acceso a la información que estas contienen: la web que se visita, la web de terceros y las herramientas de analítica que usen esas webs.

 Al entrar a una web, esta podrá leer los datos recopilados por las cookies, los cuales pueden ser historial de búsqueda, IP, ID del dispositivo, ubicación, entre otros. Así podrá ver si su contenido es responsive, si llega a público local, nacional o internacional, si el público es mayoritariamente joven o adulto, además de otros aspectos dependiendo del comportamiento del usuario mientras permanece en el sitio web.

Las herramientas de analítica que use la web visitada o la de terceros, también leerán la información de las cookies y la presentarán en tablas estadísticas desglosado todos los datos recopilados.

¿Por qué y cómo borrar las cookies?

¿Por qué y cómo borrar las cookies?

 Aunque las cookies no son un problema en sí mismas, pueden ser un peligro cuando el perfil de la cuenta en el buscador es muy completo y detallado sobre los gustos, preferencias, dispositivos sincronizados y datos de contacto del usuario. El problema sería que quienes tienen acceso a las cookies sabrían más de lo que muchos están dispuestos a revelar.

Por otra parte, las cookies consumen espacio de almacenamiento en el dispositivo, aunque en pequeña medida, pero si no se eliminan las innecesarias, el espacio ocupado puede llegar a ser significativo.

Además, otra razón para borrar las cookies es que aún existen webs sin parches de seguridad o certificados SSL que no protegen la transferencia de datos mediante las cookies de ataques maliciosos. Se les identifica porque usan “http” en lugar de “https”.

Por eso ¿cómo borrar las cookies? Veamos cómo hacerlo en 2 de los buscadores más usados:

Borrar las cookies en Google Chrome

Aunque Google Chrome está disponible para ordenador, Android y iPhone los pasos para borrar las cookies son similares. Serían estos:

1. Abrir Chrome.

2. Hacer clic en “Más” en la parte superior derecha de la pantalla.

3.  Ubicar la opción “Más herramientas”, luego “Borrar datos de navegación”.

4. Aparecerá la opción para elegir el periodo de tiempo a eliminar, se debe escoger “Todos los archivos”.

5. Marcar la casilla “Cookies y otros datos de sitios”.

6. Finalmente, clic en “Borrar datos”.

Borrar las cookies en Mozilla Firefox

Con Firefox se borran las cookies de esta manera:

1. Ubicando el botón “Menú” se selecciona “Opciones”.

2. Click sobre “Privacidad y seguridad”.

3. Se ubica la sección “Cookies y datos del sitio” y click sobre “Limpiar datos” al hacerlo emergerá una ventana.

4. Marcar la casilla de “Cookies y datos del sitio”.

5. Clic sobre “Limpiar” en la ventana emergente.

6. Cerrar la página de configuraciones para que se ejecuten los cambios.

Ahora que sabes que son las cookies, puedes sentirte más seguro al aceptar dicha política al entrar a una web y saber por qué es útil usarlas en tu sitio.