Qué son las URL amigables y cómo pueden ayudar al SEO de tu página web

¿Qué son las URL amigables?

Desde hace algún tiempo, el uso de URL amigables es un aspecto que cada vez cobra más importancia en el SEO. Pero, ¿qué son?, ¿cómo se diferencian y como aprovecharlas? Descubre las respuestas en este post.

¿Qué es una URL amigable?

El Localizador Uniforme de Recursos, o URL, por sus siglas en inglés, es un conjunto de símbolos, letras y números que permiten la localización de un contenido virtual, es decir, una página web.

Así que partiendo de este punto, se ha visto la necesidad de crear URL más sencillas y fáciles de recordar. A estas se les denomina URL amigables.

Estos localizadores están compuestos principalmente por palabras claramente legibles que indican el contenido de la página web a la que dirigen. El objetivo, es que los visitantes no tengan que memorizar demasiados caracteres para poder recordar la página y así poder acceder a ella de forma directa desde el buscador.

También se les conoce como URL semánticas, este término también es adecuado ya que los caracteres que se indexan en el buscador forman palabras con significado, a diferencia de los URL convencionales compuestos de símbolos, letras y números que son, aunque bien estructurados, difíciles de recordar.

Veamos un ejemplo de un URL no amigable:

www.elejemplo.com/h54%gtk#ois

En este caso no se puede identificar el contenido de la página.

Ahora veamos una URL amigable:

www.elejemplo.com/quienes-somos

Aquí el usuario puede saber a qué contenido accede y lo puede hacer de forma directa ya que el localizador es muy simple.

¿Qué debe llevar una URL amigable?

Por supuesto, el hecho de que la URL sea más fácil de entender para los visitantes no significa que su composición deba ser descuidada, de hecho, hay que seguir una estructura funcional para lograr tener éxito en su creación.

Estos son los aspectos a tomar en cuenta:

HTTPS

El Protocolo de Transferencia de Hipertexto Seguro, o HTTPS por las iniciales en inglés, brinda un encriptado para las páginas que permite mayor seguridad en la interacción de los visitantes y la web.

Dominio de primer nivel

Un dominio de primer nivel facilita a los usuarios la consecución de la página, cuestión que sin dudas debe priorizarse. El dominio más común, y por ende el mejor, es “.com”, pero también existen otros como .net, .org.

Longitud optima

La longitud de las URL juega un papel importante en la facilidad que tendrán los usuarios de entrar en la página de forma directa al recordarla, por lo que tener un localizador de pocos caracteres será mejor. Pero, ¿cuántos caracteres forman una URL “optimo”?

Una URL de entre 50 y 60 elementos es aceptable, de hecho, algunos estudios confirman que mientras menos caracteres compongan un Localizador Uniforme de Recursos mejor será para su posicionamiento web. En el caso de las URL amigables, que están compuestos por palabras que tiene un sentido y significado, es conveniente mantener un promedio no mayor de 5 palabras, esto porque la idea es que el usuario puede identificar el contenido con facilidad, pero sobrecargarlo de palabras crea el efecto contrario.

Palabras claves o keywords

Usar palabras claves o keywords en la URL puede influir en el posicionamiento de la página en los buscadores. Y aunque son muchos los que indican que esto no es influyente, no terminan de descartar su funcionalidad. Por lo tanto, queda a discreción del dueño de la página si usar palabras claves en la URL o no.

Palabras de relleno o conectores

Como un último componente de la estructura de las URL están las palabras de relleno o conectores. Estas son objeto de debates entre la comunidad pues si bien pueden agregar más sentido a la dirección, a la vez, extienden la longitud de la misma, así que se puede terminar condenando el SEO solo por un mayor sentido semántico. La solución propuesta es escoger palabras explicitas que no requieran un complemento, o si acaso las necesarias.

Crear una url amigable para SEO

¿Cuán importante es una URL amigable?

Antes se ha descrito que el propósito de las URL amigables es que los visitantes puedan recordarlas y así hacerlas más accesibles.

Un mayor flujo de visitas es el objetivo de todas las web y una URL semántica puede colaborar bastante en este sentido.

Las palabras descriptivas que de forma directa indican el contenido de la página, hacen más fácil al usuario entender los recursos a los que está accediendo, esto a su vez hace que los visitantes permanezcan mayor tiempo y se reduce la tasa de rebote, a su vez, el posicionamiento web mejora.

Aunque las personas no entren al sitio en el momento, sin duda recordarán lo que leyeron como URL. Esto puede resultar en una recomendación para un tercero, o una visita en un momento posterior.

Por otro lado, los terceros que deseen hacer enlaces a la página lo podrán hacer con mucha facilidad. Esto también contribuye a un mejor posicionamiento.

Asimismo, la fidelización de los visitantes aumenta porque ya saben cuál es el contenido al que están accediendo desde el principio; el orden de las páginas secundarias se estiliza y permite una mayor y más sencilla navegabilidad dentro de las mismas.

Por otro lado, una buena url amigable ayuda al seo y posicionamiento de tu web. Incluir las palabras clave en la url que vayas a crear puede mejorar tu posicionamiento en buscadores, ya que le estás indicando a Google, o el buscador que utilices, claramente cuál es la temática de ese artículo.

¿Cómo hacer una URL amigable?

La estructura de las URLs amigables demarcan las líneas a seguir para crearlas y que surtan el efecto deseado: atraer más tráfico.

A continuación, listamos las condiciones para poder hacer una URL amigable:

  • Palabras claves: Las palabras que compondrán el localizador deben ser claras y directamente relacionadas con el contenido, además, debe evitarse los artículos y los conectores, así como los verbos.
  • Brevedad: Las URL más cortas son más fáciles de recordar, más fáciles de acceder y de configurar. Todo esto repercute en un mejor posicionamiento en los resultados de los buscadores.
  • Caracteres apropiados: los guiones bajos son inapropiados, porque están desfasados, pues se leen en los motores de búsquedas como símbolos de unificación de las palabras, mientras que los guiones medios se consideran como espacio entre las mismas, los puntos y demás símbolos pueden ser confusos y complican las búsquedas, por lo que no son recomendables.
  • Letras apropiadas: los acentos y las tildes tampoco son convenientes pues solo el público relacionado con el idioma específico podrán indexar correctamente la URL. Evitarlas, atraerá más visitantes.

Todos los detalles que permitan dar un impulso a las páginas y sus contenidos merecen atención específica, tal es el caso de las URL amigables, por lo que, si sigues todas estas recomendaciones tu proyecto web crecerá hasta el éxito.