¿Qué es una página web corporativa?

Qué es una página web corporativa

Toda marca o empresa debería tener una web corporativa, es decir, un espacio en Internet en el que presentarse a sus posibles clientes. ¿Cuál es el objetivo de este tipo de páginas web? ¿Por qué son importantes? ¿Qué elementos debes incluir en la tuya? En este artículo hablamos sobre este tema.  

¿Qué es una web corporativa?

Una página web corporativa es el espacio en el que se da a conocer los principios y objetivos de una empresa o corporación de cualquier industria. Aprovechando el poder de Internet, las empresas llegan hasta los posibles clientes sin tener que hacer contacto presencial, con lo que es posible atender a miles, o hasta millones, de usuarios a la vez.

La idea es captar más clientes, pero no al ofrecer los productos o servicios de la empresa, pues para eso existen las ecommerce; más bien, se busca dar a conocer aspectos del funcionamiento de la empresa, datos de contacto, entre otros.

Objetivos de una web corporativa

Al crear una página web corporativa, es importante tener presente estos objetivos:

Hacer saber que la marca existe: Al ofrecer un servicio o producto en Internet, seguro se encuentra mucha competencia, por lo que es muy importante crear una relación entre dicho producto o servicio con en nombre de la empresa, de manera que sirvan de “sinónimos”.

Esto se logra trabajando las palabras clave relacionadas con el mercado desde todos los ángulos al integrarlas en los post, la metadescripción, incluso, de ser posible, en el propio nombre de la empresa, o por lo menos, en el de la web corporativa.

Si la web corporativa no está entre los primeros lugares entre los resultados, no cabe duda de que no está cumpliendo con este objetivo. Y es todavía peor si el usuario busca la marca directamente en Google y sigue sin posicionar de primero.

Que el producto llegue al público puntual: Esto dependerá de si se vende a una empresa o al consumidor final. ¿En qué aspectos? En primer lugar, en la terminología que se usará al publicar el contenido. Si es a empresas, debe ser mucho más técnico y específico, mientras que, si se vende al consumidor final, conviene un lenguaje más explicativo y general.

En segundo lugar, está la estructura de la web. Para atraer otras empresas tal vez sea conveniente ir directo a los puntos más importantes como los datos de contacto, las garantías de la marca y otros. Mientras que, si es para el consumidor, lo mejor es un diseño colorido, basado en posibles preguntas y en contactar por las redes sociales a la marca.

Destacar los beneficios: Al final, el cliente, sea empresa o consumidor, querrá saber con qué se quedará además del producto o servicio que contratará.

Estos beneficios deben destacarse en todo momento, tal y como vimos antes, por ejemplo, en los posts en los que se defina o explique algún tema, debe destacarse cómo la marca atenderá esa necesidad. Sin denigrar otras marcas, se puede destacar la superioridad de la propia en aspectos como la calidad, durabilidad, eficacia y rapidez con que se brindará la atención.

Propiciar el feedback: Una vez el cliente decida que usará la marca, es importante que tenga las herramientas necesarias para poder comunicarse y solicitar atención. La más importante sería las llamadas telefónicas. Tener un centro de llamadas permitirá un contacto humano para entender mejor las inquietudes del usuario.

Otra herramienta útil es un formulario de contacto, en este, el cliente puede escribir sus inquietudes y sus datos de contacto, por ejemplo, el correo electrónico, para recibir respuestas. En algunos casos, las empresas cuentan con personal que remita las respuestas, mientras que otras usan softwares con autorespondedores.

Y un último canal de feedback son los comentarios directos en la web de la empresa. Habilitar una ventana de comentarios, permite publicar las impresiones e inquietudes del usuario y que estas sean visibles a todos los demás.

¿Por qué tener una web corporativa?

La principal razón por la que tener una página web corporativa, tiene que ver con el objetivo que busca la empresa. Por lo general, se busca llegar a más y más clientes, así que hacer que la marca tenga presencia en internet, es la mejor manera de conseguir más clientes.

En este sentido, con una web corporativa no solo se puede conseguir más clientes a nivel local o nacional, sino que también es una manera que hacer crecer la marca de forma internacional.

Por supuesto, todo esto también lo entiende la competencia y ella creará su propia web corporativa para alcanzar más clientes, así que, para no quedar por debajo de otras marcas, es más que necesario crear y potenciar una web corporativa propia.

Además, aunque la empresa física tenga un horario laboral determinado, la web siempre estará disponible para que los usuarios conozcan la marca. En este sentido, el negocio estará siempre al alcance de los potenciales clientes. Un último beneficio, como se confía cada vez más en las webs, tener una para la marca le da a la empresa más credibilidad.

¿Qué secciones debe tener una web corporativa?

Secciones web corporativa

El mercado en el que se desenvuelva una marca influye en qué secciones serán necesarias para una web corporativa ideal, pero en general, nunca deben faltar estas secciones:

¿Quiénes somos?: Esta sección es infaltable en una web corporativa, aquí la idea es hablar sobre la empresa en sí, sus objetivos, visión, misión y valores. Se busca presentar la organización ante la audiencia objetivo, qué sepan quién es, quién está detrás y qué se hace en ella.

Contacto: Es vital que los clientes tengan todos los métodos posibles de comunicación con la marca, así podrán acceder más fácil a los servicios y productos. Aquí, se debe añadir teléfonos de oficinas, correos electrónicos por departamento, perfiles de redes sociales y formulario de contacto.

Testimonios: Contar con una sección donde se cuenta la experiencia de los clientes de la marca, genera más confianza. Por supuesto, estos testimonios deben ser reales y comprobables. Es buena idea agregar fotos y nombre de los que dejaron su opinión.  

Preguntas frecuentes: Esta sección aclara las dudas más comunes y elementales que podrían surgirle a un usuario sobre tu empresa o productos.

Información legal: Esto es imprescindible porque permitirá al usuario saber cuáles son las acciones que toma la empresa en aspectos de manejo de datos personales, uso de cookies, política de compras y más, a la vez que protege a la empresa de demandas, por eso debe estar visible.